miércoles, 12 de julio de 2017

El partido nazi de Argentina recibirá más de un millón de dólares estatales

RT  -  12 jul 2017 16:05 GMT

El Frente Patriota Bandera Vecinal se aprovecha de un recurso legal para obtener más dinero que el conjunto de agrupaciones políticas mayoritarias.

Alejandro Biondini, líder del Frente Patriótico Bandera Vecinal, hace el saludo nazi. Reuters

La Dirección Nacional Electoral de Argentina (DNE) confirmó que el Estado concederá 19,7 millones de pesos —alrededor de 1,15 millones de dólares— al Frente Patriota Bandera Vecinal (FPBV) que preside el neonazi Alejandro Biondini para las elecciones internas partidarias de la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país.

En esta instancia, las agrupaciones políticas presentan a sus candidatos para que sus seguidores voten quiénes serán los postulados definitivos. En FPBV son siete aspirantes: Biondini para diputado nacional y otros seis aspirantes al cargo de senador.

Como Bandera Vecinal presentará seis listas, recibirá casi el mismo dinero que el conjunto de las fuerzas políticas más convocantes —incluidas las vinculadas al presidente de Argentina, Mauricio Macri, o la ex mandataria Cristina Kirchner—, cuyas listas únicas provocarán que cada una perciba 5,6 millones de pesos, casi 323.000 dólares.  

Algunos medios argentinos sostienen que el ultranacionalista trata de hacer negocio con la caja estatal. Además, cuando la información se hizo pública se lanzó una colecta virtual de firmas para intentar evitar el proceso. Esa iniciativa ya suma más de 27.000 adherentes, una cantidad similar a los afiliados que tiene Biondini, reconocido por su afinidad ideológica con Adolf Hitler.

En 2009, al anterior partido de Alejandro Biondini, Nuevo Triunfo, le negaron la personería jurídica para que no se presentara a elecciones. Posteriormente, ese político logró postularse bajo distintas denominaciones, como Gente en Acción o el Partido del Campo Popular. Finalmente, en 2014 el juez Ariel Lijo otorgó legalidad a Bandera Vecinal, una decisión que provocó el repudio de las comunidades judías en todo el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario